Final de la champions / Playoffs de la NBA

“Por Andres Ornelas”

@andres Ornelas nfl
Twitter: @nflnoticias

El día de hoy me gustaría platicarles un poco más sobre dos temas importantes en el mundo de los deportes. Por un lado, tenemos la final de la Champions League. ¡Ah! Qué nivel de fútbol nos ha entregado esta Champions League; podría ser que sea una de las ediciones más interesantes, energizantes, entretenidas y geniales de todos los tiempos. Tenemos de todo, y emociones por doquier. El Barça de entrada rompió mi corazón un poquito. Como culé de toda la vida el ver a mi equipo jugar sin valor, sin idea y sin energía duele mucho, sobre todo cuando vienes de una victoria con 3-0 en el partido de ida y no solo los fans, sino también ellos se sentían ya en la final, y eso les afectó. Pero más allá de la debacle del equipo catalán, me gustaría más ovacionar y celebrar la entrega, garra y dinamismo del Liverpool. Gracias a la mentalidad persistente de Jürgen Klopp, el equipo tenía en la mente desde el minuto uno que le iba a dar la vuelta a esta eliminatoria. Con presión incesante, fútbol insistente y dinámico y determinación, el Liverpool le dio impartió otra más lección de humildad a Lionel Messi y sus pupilos, quienes demostraron una actitud pobre y cobarde. Me queda claro lo que pesa un buen técnico en el fútbol actual, pero Klopp y Valverde me enseñaron lo que se debe de hacer y lo que no. El Barcelona necesita un técnico con mucha más personalidad. Del otro lado de la llave, el partido no desilusionó.

El Tottenham y Ajax nos dieron una cátedra de gran fútbol, espectáculo y ganas. Ese Ajax era una mata gigante, y dejó todo en la cancha para ganar este partido, pero era claro que los jugadores de los Spurs tenían más calidad, e hicieron la diferencia. De Ligt nos dejó claro porqué era el capitán del Ajax, con liderazgo y gol, pero lástima que del otro lado tenía a Lucas Moura, quien vacunó tres veces al Ajax después de ir perdiendo 3-0 en el global. Que impresionante hazaña del Tottenham, que se une al Liverpool en una final completamente inglesa, algo que no pasaba desde el 2008 en donde se enfrentaron Manchester United y el Chelsea.

Se espera una final con muchos goles, fútbol abierto y espectacular, pero si veo claramente al Liverpool como un equipo superior y no creo que tenga problemas para sacar el resultado.

En los playoffs de la NBA no hay tantas emociones, pero si hubo sorpresas. Para mí la más clara es cuando los Bucks del “Greek Freak” eliminaron sin mucho problema a los Celtics de Boston, una franquicia histórica con un gran coach y muy buenos jugadores, pero no pudieron ante el poder y dominio de Gianis, quien es a mi gusto junto Kevin Durant el mejor jugador de la liga, o al menos segundo mejor. Eso sí, no lo pudo haber logrado sin la ayuda de Khris Middleton, un muy buen guardia con juego dinámico. Del otro lado se perfila lo esperado, pero no del modo esperado. Todos sabemos desde un inicio que los Warriors van a ganar el título, pero a lo mejor no lo pensaríamos si hubiéramos sabido que Durant se lesionaría en un momento tan crítico. Pero los Warriors regresaron a hacer lo que hacían hace dos años: alargar la cancha, jugar mejor defensiva y depender de Steph Curry, quien hace mejor a todos sus compañeros cuando toma el rol de líder. ¡Qué clase de jugador nos ha regalado esta era de basquetbol!

Comments are closed.